Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , ,

mani-presos

Foto de eldiario.es

Efectivamente, tal y como se preveía, la manifestación a favor de los derechos humanos, la resolución y la paz, “Euskal presoak, Euskal Herrira” fue un éxito. Miles de personas acudieron a la cita. Unos para pedir el acercamiento de los presos, otros la amnistía, otros para trata de agrupar a un colectivo que empieza a perder la férrea unidad, otros quizás para culpabilizar a extraños los deberes que no han hecho los propios… El caso es que la situación de los presos sigue motivando enormemente a la izquierda abertzale y siguen teniendo ahí un importantísimo foco de cohesión.

Pero este foco de cohesión, puede convertirse en el principal elemento de desunión a juzgar por las diferencias existentes entre las distintas estrategias que deben mantener los presos respecto a posibles beneficios penitenciarios que los aproximaran a uno de los objetivos finales de las penas privativas de libertad, la reinserción. ¡Ojalá en esta batalla ganen quienes se vayan acercando a la valiente actitud que mantuvieron los presos de la llamada ‘vía Nanclares’!

Antes de la manifestación Jesus Prieto Mendaza publicó en El Correo el artículo La necesaria deslegitimación de la venganza que os invitamos a leer porque recoge aspectos interesantes. Pero hoy mismo leía a un buen amigo: “Siempre he estado en contra de la dispersión y lo sigo estando, pero también estoy en contra de esa manipulación en la forma de pedirla. No me crea ningún problema no asistir y no querer asistir, porque cuando se precise de mi opinión me expresaré clara y unívocamente contra ella.”  Gracias Joselu.