Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

Un gesto que hizo sonarAhora, lo puedes conseguir en la Librería Cámara de Bilbao (calle Euskalduna) el libro ‘Un gesto que hizo sonar el silencio“. ¡Menos mal que quedan ‘librerías de autor’!

Tras el anuncio del cese de la actividad armada de ETA, se han publicado muchos libros -“Nuestras guerras. Relatos sobre los conflictos vascos”, “El eco de los disparos” o el best seller “Patria”- e, incluso, producido algún documental -“El final de ETA”- sobre el problema de la violencia.

No vamos a entrar en la recurrente polémica sobre si los escritores en euskera y los escritores vascos en general hincaban o no hincaban suficientemente el diente al problema de la violencia y al terrorismo, más concretamente. ¿Y los cocineros? ¿Y los actores? ¿Y los cantantes? Bueno, los Imanol Larzabalcantantes… todos recordamos aún a Imanol Larzabal y el calvario que sufrió por manifestarse abiertamente contrario a ETA y a su violencia. Es muy posible que si no hubiera sido de “los pocos”, si la mayoría de la sociedad hubiera hecho lo que él hizo, las cosas habrían sido muy diferentes. Pero… fue de “los pocos”.

Algo parecido ocurrió con una parte de la sociedad que decidió decir BASTA. Toda la ciudadanía tuvo la oportunidad de sumarse, pero fueron “unos pocos”. Su memoria, la memoria de la gente de Gesto por la Paz o de Denon Artean-Paz y Reconciliación, está recogida en un maravilloso libro titulado ‘Un gesto que hizo sonar el silencio‘.